La futura Honda CBR1000RR podría buscar los 200 CV con un nuevo sistema de distribución variable

La futura Honda CBR1000RR podría buscar los 200 CV con un nuevo sistema de distribución variable

Publicidad

La maquinaria de la rumorología se pone en marcha una vez más con respecto a una renovación de la Honda CBR1000RR Fireblade y un posible cambio de rumbo en su mecánica. Una serie de documentos aparecidos en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos confirman que la marca del ala dorada está trabajando en algo gordo.

Se trata de un nuevo sistema de distribución variable que, quizá, podría darnos algún detalles sobre el futuro de la superdeportiva japonesa... o todo lo contrario.

Distribución variable: más potencia, menos emisiones

Honda Cbr1000rr Fireblade 1

Acabamos de empezar el año y la actividad industrial no cesa. En esta ocasión ha sido Ben Purvis (Cycle World) quien ha hecho público un descubrimiento más que interesante que concierne al mayor fabricante de motos del mundo: Honda.

Según los documentos filtrados, Honda habría patentado un nuevo sistema de distribución variable aplicado a un motor de cuatro cilindros en línea. Recordemos que Honda es una de las marcas más reputadas y sus VTEC se remontan décadas atrás (hola, Honda VFR800), pero actualmente hay un sector en el que están un paso a la espalda de la competencia.

A tenor de las filtraciones, la patente nos muestra una moto deportiva modelo con un motor de cuatro en línea sobre el que se introduce una nueva culata. En su interior se aloja un sistema muy similar al ShiftCam que BMW acaba de estrenar en las BMW R 1250 GS, con unos actuadores de válvulas montados sobre un eje longitudinal que cambia de posición para conseguir diferentes tiempos de apertura.

Honda Cbr1000rr Fireblade 2

Este movimiento se consigue a través de un mecanismo hidráulico que desplaza un solenoide y hace cambiar al eje que maneja las válvulas de posición. El sistema se habría integrado de tal manera en el conjunto para no interferir con otros mecanismos, no repercutiendo en una mayor anchura del conjunto pese a que los actuadores se encuentran en los extremos laterales.

Tanto por el tipo de mecánica utilizado para ilustrar la patente como la moto deportiva que se muestra en ella, esto hace pensar que Honda estaría trabajando en una profunda renovación de la Honda CBR1000RR Fireblade. Una dirección muy similar a la que habría tomado Suzuki con la GSX-R1000, recuperando el concepto y relanzando su buque insignia hacia la barrera de los 200 CV. O todo lo contrario.

Los registros de propiedad intelectual se hacen de manera constante por parte de las marcas para proteger sus avances sobre otros competidores, pero que se haya ilustrado con un motor de cuatro cilindros o con una moto deportiva no tiene por qué significar que vaya a usarse en este tipo de motor ni de montura; se puede adaptar a otro propulsor diferente, quizá el bóxer de la Gold Wing, por poner un ejemplo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio