¿SAE? ¿API? ¿10W40? Desciframos los aceites para que sepas escoger el mejor para tu moto

¿SAE? ¿API? ¿10W40? Desciframos los aceites para que sepas escoger el mejor para tu moto

Publicidad

Hace unos días os contábamos la diferencia que había a la hora de escoger entre un aceite mineral y uno sintético. Si esto os ha quedado claro y os habéis propuesto no volver a preguntar que aceite es mejor para vuestra moto, hoy os traemos una segunda parte sobre los aceites, que os ayudará a entender algunas de las cosas que vienen escritas en los envases.

¿10W40?, ¿15W40?, ¿10W50?, ¿API?, ¿SAE?… Es probable que ahora mismo os encontréis nadando en un mar de dudas cuando cogéis un bote o garrafa de aceite y os ponéis a leer las características, pero os aseguramos de que no hace falta estar licenciado para entender que significa todo esto. Es muy sencillo de entender.

Clasificación por la viscosidad o normativa SAE. Esto es lo que más nos interesa

Sae International Logo R 2015 Med

Existen varias escalas que se encargan de medir la viscosidad del aceite, pero en el caso de los lubricantes del motor se emplean los grados SAE (Society of Automotive Engineers), que relacionan la viscosidad del aceite con la temperatura de utilización de cada lubricante. La normativa SAE J 300 es la que se encarga de definir el grado de viscosidad de cada lubricante.

Cuanto más elevado es el numero mejor es el mantenimiento de la viscosidad a altas temperaturas. Pero en frío debe mantenerse muy fluido para que pueda distribuirse bien por todo el motor, proteger las piezas mecánicas que están en movimiento y favorecer el arranque. De esto se resume que los aceites cambian su viscosidad con la temperatura.

Los aceites monogrado. Uno para invierno y otro para verano ¡Qué locura!

Lubricante

Esto nos lleva a tener dos tipos de aceite: los monogrado y los multigrado. Los primeros mantienen su viscosidad en unas condiciones limitadas de temperatura ambiente. Para esto la norma SAE establece unos grados de viscosidad. Los grados que tienen una W (del inglés Winter, invierno) tienen un buen comportamiento a bajas temperaturas. Cuanto menos es el número mayor es la fluidez del aceite a baja temperatura o en el momento del arranque. Por ejemplo, un 0W será muy fluido en frio y el 25W lo será menos. A partir de aquí los grados que no poseen esa W son los indicados para temperaturas ambientes elevadas.

Esto de los aceites monogrado genera un problema muy básico: en invierno se tiene que emplear un aceite “de invierno” (SAE 0W a 25W) y en verano, hay que sustituirlo por otro aceite que depende del clima, lo que se llama aceite “de verano” (SAE 20 a 60). Imaginaros el gasto que supondría esto para vuestro bolsillo a la hora de hacer el mantenimiento a vuestras queridas motos.

El aceite multigrado. El todoterreno de los aceites

Motor Oil

Pero, este problema se termina utilizando un aceite multigrado o “para todo el año”. No tiene ningún misterio. Este lubricante tiene como base un aceite de gradación SAE W y posteriormente se añaden mejoradores de la viscosidad. De esta manera se consigue un buen comportamiento en frío y, al aumentar la temperatura, trabaja como un aceite de verano. Con esto se consigue un aceite que se puede utilizar todo el año manteniendo una viscosidad más o menos estable independientemente de la temperatura ambiente.

Además, los aceites multigrado son más estables térmicamente y no se descomponen por las diferencias de temperaturas que existen dentro del circuito de lubricación del motor. Estamos hablando de que, en algunos lugares, como en el cárter, la temperatura es de unos 90° y en las zonas más calientes del motor, la temperatura puede llegar hasta los 250°.

Da igual lo que diga nuestro cuñado el mecánico, los aceites se pueden mezclar sin importar la gradación

En cualquier caso, tendremos que elegir adecuadamente el aceite multigrado que vamos a emplear dependiendo del clima de la región donde vayamos a utilizar nuestra moto. Pero como consejo, para los climas que existen en España, siempre estaremos moviéndonos en aceites 10W30, 10W40 y 10W50 que cumplirán de sobra con lo que necesitamos.

Sea como sea, da igual que mezclemos aceites de diferentes grados ya que todos son miscibles entre sí. Obviamente las cualidades del lubricante variarán en función de la "mezcla" que hagamos, pero si nos vemos en un apuro da igual que rellenemos el aceite con uno de distinta gradación e incluso que lo aguantemos hasta la siguiente revisión. Nuestra moto no va a explotar.

Clasificación por las condiciones de servicio. API y ACEA

A la hora de determinar el nivel de calidad de un lubricante existen diferentes normas y especificaciones internacionales. Las más conocidas son las siguientes:

  • Clasificación API (American Petroleum Institute): Es una organización técnica y comercial que representa a los fabricantes de productos de petróleo en EEUU. Está asociado con la SAE y la ASTM (American Society for Testing of Materials) para el desarrollo de ensayos que analizan el uso real y diario de motores y vehículos. Esta clasificación se basa en las condiciones de servicio del motor. Los niveles más actuales y que siguen vigentes son:
Nivel API Características
SH (1993) Mejor protección en materia de control de depósitos, oxidación del aceite, desgaste y corrosión
SJ (1996) Mejor control de la formación de depósitos, fluidez a bajas temperaturas y protección del motor a alto régimen de giro. Menor consumo de combustible
SL (2001) Mejora la resistencia antioxidante a altas temperaturas y al desgaste
SM (2004) Desarrollada para motores modernos de gasolina. Mejora el consumo de combustible y el bombeo. Disminuye el espesamiento debido a la oxidación, la nitración y los depósitos a alta temperatura. Protege a los sistemas de control de emisiones
SN (2010) Mejora el consumo de combustible y la protección de los sistemas de control de emisiones.
  • Clasificación ACEA: Creada en 1990, la Asociación de COnstructores Europeos de Automóviles desarrolla un sistema de aseguramiento de la calidad de los lubricantes. Se basan en ensayos de laboratorio y reflejan los requerimientos del lubricante para mejorar la protección contra el desgaste, la limpieza del motor, la resistencia a la oxidación, al aumento de la viscosidad, etc... Su clasificación a partir del 2008 quedó de la siguiente manera:
Nivel ACEA Características
A1/B1 - 08 Aceites para motores gasolina y Diesel de baja viscosidad y baja fricción, con viscosidad estable a alta temperatura y elevado esfuerzo de corte. Pueden ser inapropiados para su uso en algunos motores.
A3/B3 - 08 Aceites para motores gasolina y Diesel muy estables, para mantener el grado SAE durante largos intervalos de cambio de aceite y para ser usados en cualquier época del año. Mantienen sus propiedades bajo condiciones severas de operación.
A3/B4 - 08 Cumplen la especificación anterior y se amplia a motores gasolina y Diesel de inyección directa
A5/B5 - 08 Para motores gasolina y Diesel de altas prestaciones. Pueden ser inapropiados para su uso en algunos motores.

Normativa JASO MA2. Indispensable si usas embrague bañado

En el año 199, la JASE (Asociación de Ingenieros de Automoción Japonesa) se puso a trabajar en un estándar de calidad para los motores que utilizaban transmisiones bañadas en aceite. Cuatro años más tarde, nació la normativa JASO MA que nos garantizaba que el lubricante no causara ningún tipo de problema.

Su última evolución es la MA2 y es un poco más estricta con las prestaciones en lo que a embragues se refiere. Este será uno de los puntos que tengas que tener en cuenta a la hora de comprar el lubricante si tu moto utiliza un embrague bañado en aceite. Es indispensable que sea JASO MA2

Con esta pequeña clase sobre los tipos de clasificación de los aceites, ahora podéis coger el manual de vuestra moto y ver que tipo de aceite necesita sin que todo lo que leáis os suene a chino. Además tendréis los conocimientos suficientes para escoger el lubricante que creáis más conveniente para el motor de vuestra moto. Aunque siempre os quedará eso de "lo que diga el fabricante"...aunque eso no es más que un acuerdo entre las marcas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio